El embalaje térmico está diseñado para productos sensibles a la temperatura que necesitan que se mantenga una temperatura determinada durante el transporte hasta llegar al usuario final.

Clientes